Archivo de la categoría: desórdenes alimenticios

La apariencia y la comparación

Todo el mundo posee una característica que percibe como algo negativo, da igual si es pequeña o no,  porque normalmente tiene algo que ver con la apariencia. La verdad es que vivimos en un mundo donde la imagen es algo de gran importancia, ya que nos formamos la primera impresión de alguien al que conocimos según lo que vemos. Respecto a nuestra apariencia física, como sucede con cualquier aspecto de nosotros mismos, nuestro cerebro funciona por juzgarla según la apariencia de la otra gente. De esta manera , comenzamos a compararnos con otra gente aunque sean los amigos, los compañeros o en la mayoría de casos, los famosos.

celebridadLa popularidad y la obsesión acerca de la cultura de la celebridad comfirman que la imagen es todo. Sin embargo, la cultura de la celebridad es muy distorsionada y no nos da una impresión verdadera de la vida real ni de la gente real. Esto es algo peligroso para una sociedad con las conductas comparativas. El deseo de conseguir algo inalcanzable es el catalizador de los pensamientos negativos respecto a la autoimagen y esto puede afectar nuestra actitud mental en una serie de maneras.

Puede ser tan fácil contraer algún tipo de desorden a causa de fijarse en esta cultura. Un ejemplo es que una persona quiere primeramente imitar el peinado de una famosa de una revista, te parece inocuo ¿no? Pero luego es que esta persona puede seguir el régimen popular de esta famosa con la intención de conseguir su forma flaca, y en la circunstancia más extrema puede suceder que esta persona se vuelve preocupada con el peso y la estética. Esto hace surgir los trastornos mentales tales como la anorexia.  Lo peor es que estas personas son normalmente chicas jóvenes que nunca sacarán ninguna satisfacción de los resultados de estos comportamientos y por eso estos trastornossiguen agarrarlas. Al fin y al cabo, el mensaje de esto es sencillo: la imitación y la comparación sólo despiertan los sentimientos de la depresión y la envidia. Pero, ¿cómo paramos con estas conductas?

anorexiaParece que la idea de la comparación es un aspecto arraigado de nuestra conciencia y por eso es muy difícil combatirla. Estamos extremamente influenciados por las imágenes que vemos, especialmente en los medios de comunicación. De esta manera se puede decir que la prensa provoca el problema. No obstante ¿es justo decir que la cultura de la celebridad es culpable de los numerosos desórdenes alimenticios entre los jóvenes? Por un lado sí, sin embargo al mismo tiempo hay que considerar que estamos culpables también. Esta cultura es algo que adoramos. Es una gran fuente de entretenimiento y hay mucho interés acerca de los famosos y por eso continuamos alimentando esta industria. A lo mejor necesitamos observar a los modelos a imitar que representan el individualismo en vez de conformidad en cuanto al peso, el maquillaje y la ropa de marca. Pero lo más esencial es que nos distanciemos y nos demos cuenta de que los famosos son unas representaciones falsas.

En resumen, para desarrollar tu autoestima y tener confianza en tú mismo es importante enfocar en las diferencias positivas, lo que te diferencia del todo el resto del mundo. La comparación sólo conlleva los sentimientos deprimentes porque la verdad es que nadie puede ser completamente igual físicamente y mentalmente como otra persona. No significa que no podemos seguir el ejemplo de otras personas tales como las metas laborales, los sueños de ocio etc. Estas son realistas y alcanzables y de las cuales podemos sacar un sentido de satisfacción. Pero en términos de  la imagen física, la felicidad procede de aceptarte como individual, tus aspectos negativos además de positivos, y esto es uno de los fundamentos del entrenamiento en bienestar personal.bienestar

Anuncios